http://es.childrenslibrary.org/

Biblioteca Digital Internacional para Niños 
Una biblioteca para los niños del mundo 




     Se trata de un proyecto auspiciado por la ICDL Foundation (Fundación Biblioteca Digital Internacional para Niños), entidad sin ánimo de lucro cuyo objetivo es “entusiasmar e inspirar a los niños del mundo para que se conviertan en miembros de la comunidad global. Niños que comprendan el valor de la tolerancia y el respeto de la diversidad cultural, los idiomas y las ideas, logrando todo esto al poner a disposición de ellos la mejor literatura infantil, gratuitamente y online”. 

     La fundación lucha por lograr su objetivo mediante la construcción de una biblioteca digital de libros infantiles destacados de todo el mundo y que apoye a las comunidades de niños y adultos en la exploración y el uso de esta literatura a través de una tecnología innovadora diseñada en asociación con los niños y para los niños. 

     Así nace esta atractiva Biblioteca Digital Internacional para Niños, donde se pueden encontrar cuentos ilustrados para leer on line en multitud de idiomas, entre ellos el español. 

     La biblioteca se organiza por diferentes secciones, como edades, temática, personajes, ilustraciones, etc. Además, se puede seleccionar la extensión de la lectura.

...

Discurso del oso - J.Cortázar. Ilustrado por Emilio Urberuaga

La lectura modifica la manera de funcionar del cerebro

Por Christine Courcol (AFP)
 12/11/2010

PARÍS — El aprendizaje de la lectura, un fenómeno muy reciente como para haber influido en la evolución genética, tiene un impacto importante sobre el cerebro, que se adapta y utiliza, con independencia de la edad de alfabetización, regiones cerebrales destinadas a otras funciones.

     "No hay un sistema cerebral innato especializado en la lectura, tenemos que hacer bricolaje, utilizar sistemas que ya existen", explicó a la AFP Laurent Cohen, investigador del Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica de Francia (INSERM) y uno de los responsables del estudio, publicado el jueves por la revista estadounidense Science, conjuntamente con Stanislas Dehaene.

     Los investigadores han logrado medir, mediante un IRM (Imagen por Resonancia Magnética), la actividad cerebral de 63 adultos voluntarios con diferentes índices de alfabetización: 10 analfabetos, 22 personas alfabetizadas en edad adulta y 31 personas escolarizadas desde la infancia.

     La investigación se realizó en Portugal y Brasil, países en los que hasta hace unas décadas, era "relativamente frecuente" que los niños no fueran escolarizados. Los adultos fueron sometidos a diferentes estímulos, tales como frases orales y escritas, palabras, rostros...

     Los investigadores constataron que el impacto de la alfabetización sobre el cerebro "era mayor que lo que estudios precedentes daban a entender" y concernía tanto a las áreas visuales del cerebro como aquellas utilizadas para hablar. "El aprendizaje de la lectura activa el sistema visual en las regiones especializadas en la forma escrita de las letras, lo que es normal, pero también en las regiones visuales primarias, aquellas adonde llega toda la información visual", precisó Cohen.

     Así, en la gente que aprende a leer, las respuestas aumentan también en las regiones primitivas "cuando presentamos tableros horizontales, puesto que nuestra lectura es horizontal, y no cuando presentamos tableros verticales", según el investigador.

     El cerebro recurre también a las zonas especializadas en la lengua escrita, puesto que la lectura "activa el sistema del habla" para tomar consciencia de los sonidos y permite "establecer relaciones entre el sistema visual y el sistema del habla, las letras escritas y los sonidos", subrayó Cohen.

     El aprendizaje de la lectura, incluso en la edad adulta, provoca en el cerebro una redistribución de una parte de sus recursos. De esta manera, el reconocimiento visual de los objetos y las caras cede parte de terreno a medida que aprendemos a leer y se desplaza "parcialmente hacia el hemisferio derecho". Aún se desconoce si aprender a leer tiene una consecuencia negativa sobre la capacidad de reconocimiento de los rostros.

     Los investigadores también constataron que la alfabetización a edad adulta tiene el mismo impacto en el cerebro que el aprendizaje durante la infancia. En los adultos que aprenden a leer, "los cambios que esto provoca son casi los mismos" que en los que se alfabetizaron en la infancia, aunque aquellos no obtienen tan buenos resultados por la falta de entrenamiento, concluyó Cohen.

Francisco Hinojosa y Marcela Romero

La lectura como fracaso del sistema educativo

Por Gabriel Zaid 

     Gabriel Zaid analiza en este ensayo la última encuesta sobre los hábitos de lectura en México,  cuyos resultados son descorazonadores por partida doble: porque revela el vasto océano de nuestra ignorancia y porque demuestra taxativamente cómo los nuevos universitarios no leen. 

     Leer por gusto es algo que se contagia, como todos los gustos, viendo a los entusiastas sumergidos en un libro, o escuchando el relato de sus aventuras. Tradicionalmente en México, muy pocos adquirían ese gusto en casa. Para la mayoría, el foco de contagio era la escuela: sus maestros, compañeros y amigos. Así como no abundaban los médicos hijos de médicos, pocos grandes lectores eran hijos de grandes lectores. Pero las aulas presagiaban que, en el futuro, se multiplicarían.

     Desde hace un cuarto de siglo, el esfuerzo educativo ha sido intenso. Según el sexto informe del presidente Fox, México ocupa 1.7 millones de maestros en el ciclo escolar 2006-2007: más del doble que en 1980-1981. Desde entonces, la población escolar ha subido de 21.5 a 32.7 millones, en grupos más pequeños (19 alumnos por maestro, en vez de 29). También subió la escolaridad promedio de la población económicamente activa: de cinco a nueve años. El gasto en educación (casi todo público) subió del cinco al siete por ciento del PIB. Según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), las familias dedicaban el dos por ciento de sus gastos a la educación en 1977 y el once por ciento en 2005: cinco veces más.

Pero, según la Encuesta nacional de lectura del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, dos de cada tres entrevistados declaran leer lo mismo o menos que antes, a fines del 2005. Sólo el 30% declaró leer más. El 13% dice que jamás ha leído un libro. Y cuando se pregunta a los que no están en ese caso cuál fue el último libro que leyó, la mitad dice que no recuerda. El 40% dice que ahora lee menos. También un 40% dice que nunca ha estado en una librería. Dos años antes, en la Encuesta nacional de prácticas y consumo culturales, también de Conaculta, el 37% dijo que nunca había estado en una librería.

     Al 40% que dijo leer menos se le preguntó a qué edad leía más. El 83% (del 40%) dijo que de los 6 a los 22 años, o sea la edad escolar. Si de los entrevistados se escoge a los que tienen de 23 a 45 años (o sea los beneficiarios del gran impulso educativo), los números empeoran. El 45% (en vez del 40%) declara leer menos, de los cuales casi todos (90% en vez de 83%) dicen que leían más cuando tenían de 6 a 22 años. Queda claro que leían libros de texto, y que no aprendieron a leer por gusto.

     Los entrevistados que no leen dan varias explicaciones, la primera de las cuales (69%) es que no tienen tiempo. Pero el conjunto de los entrevistados considera que la gente no lee, en primer lugar, por falta de interés o flojera. Sólo el 9% dice que por falta de tiempo.

     Los entrevistados que han hecho estudios universitarios o de posgrado dieron respuestas todavía más notables. Según la ENIGH 2004, hay 8.8 millones de mexicanos en esa situación privilegiada (incluye a los 2.8 millones de universitarios que no terminaron sus estudios). Pero el 18% (1.6 millones) dice que nunca ha ido a una librería; el 35% (3 millones), que no lee literatura en general; el 23% (2 millones), que no lee libros de ningún tipo; el 40% (3.5 millones), que no lee periódicos; el 48% (4.2 millones), que no lee revistas y el 7% (más de medio millón) que no lee nada: ni libros, ni periódicos, ni revistas. El 30% (2.6 millones) dice que no gasta en libros, el 16% (1.4 millones) que gasta menos de $300 al año. O sea que la mitad de los universitarios (cuatro millones) prácticamente no compra libros. (Estos números confirman y acentúan lo que encontró la encuesta nacional sobre la cultura en México, realizada por la Universidad de Colima a fines de 1993: el 22.1% de los entrevistados con licenciatura o más no había comprado libros en los últimos doce meses.) Sin embargo, el 66% dice que compra la mayor parte de los libros que lee. Como dice leer en promedio cinco libros al año, esto implica que compra tres. El 77% dice que tiene su propia biblioteca, pero en el 68% de estas bibliotecas personales hay menos de 50 libros. Y ésta es la crema y nata del país.

     Según la encuesta, los mexicanos destinan casi el 2% del presupuesto familiar a la compra de libros: $220 pesos anuales La mayoría (55%) dice que no gasta ni un centavo, pero muchos estiman que gastan el cinco o el diez por ciento. La estimación está infladísima. Según la ENIGH 2004, el gasto corriente monetario en libros, revistas y periódicos fue el 0.4% del gasto familiar. Los libros representan cuando mucho la mitad, digamos 0.2%: diez veces menos que lo declarado en la encuesta.

     Según la encuesta, los mexicanos de 12 años o más leen en promedio 2.9 libros al año: 45.7% comprados, 20.1% prestados por un amigo o un familiar, 17.9% regalados, 10.2% prestados por una biblioteca y 1.2% fotocopiados. Sumando los comprados y regalados (63.6%, o sea 1.8 ejemplares), se pueden calcular los ejemplares vendidos: 103.3 millones de habitantes en octubre del 2005 x 75.7% de 12 años o más x 2.9 libros al año x 63.6% vendidos = 144 millones de ejemplares vendidos en el país el año 2005, lo cual parece exagerado.

     En la ciudad de México (DF y zona metropolitana), según la encuesta, se leen 4.6 libros al año: 64.7% comprados, 16.5% prestados por un amigo o familiar, 10.2% regalados, 5.4% prestados por una biblioteca y 1% fotocopiados. Esto daría 18.5 millones de habitantes x 76% de 12 años o más x 4.6 libros al año por 74.9% comprados o regalados = 48 millones de ejemplares vendidos en la ciudad de México el año 2005, lo cual parece exagerado.

     En la sección amarilla del directorio telefónico 2005 de la ciudad de México, había unas 325 librerías. Si se les atribuye la venta de 48 millones de ejemplares, vendieron 150,000 ejemplares cada una, que es altísimo. Las 75 librerías de Educal, cuyo tamaño es superior al promedio, tenían como meta para el año 2004 vender 75,000 libros y artículos culturales en promedio.

     Y si la cifra de 48 millones de ejemplares para la ciudad de México es exagerada, la cifra nacional (144 millones) es una exageración mayor, porque implica que la ciudad de México no representa más que el 33% del país. Para muchos editores, representa el 80%. Pero suponiendo, conservadoramente, que sea el 50%, el total nacional daría el doble de la cifra (exagerada) de la ciudad de México: 96 millones, un ejemplar por habitante. Según Fernando Peñalosa (The Mexican book industry, 1957), había 150 librerías en el directorio telefónico de la ciudad de México de 1952. Si en el directorio de 2005 hay el doble (325), pero la población se ha sextuplicado (de 3.3 a 18.5 millones), en 53 años el número de librerías por millón de habitantes se ha reducido de 45 a 18. Otro indicador: desde 1950 (en todo el país, en todos los niveles) el número de maestros se ha multiplicado casi por veinte (Estadísticas históricas de México). Sin embargo, el número de lectores (a juzgar por el número de librerías de la ciudad de México), apenas se ha duplicado. 

     Un aspecto interesante de la encuesta es que muestra claramente que el interés (o desinterés) de los padres en la lectura se reproduce en los hijos. Habría que medir esto, no sólo en los hogares, sino en las escuelas y universidades. Una encuesta centrada en el mundo escolar, seguramente mostraría que los maestros no leen, y que su falta de interés se reproduce en los alumnos, por lo cual multiplicar el gasto en escuelas y universidades sirvió para multiplicar a los graduados que no leen.


...

Informe de actividades realizadas en el III Encuentro Nacional de Lectores y Libros en la ciudad de Campeche.


JUAN TUL Y LA ARDILLA

Les compartimos esta leyenda que nos enviaron las mediadoras Lilia y Erika Angulo Bermejo, leyenda que esta en el boletín mensual de su sala de lectura. 


     Cierta vez el conejo Juan Tul sostenía con las manos el techo de una cueva. Pasó la ardilla, se detuvo y al verlo en tal apuro le dijo: — ¿Qué haces Juan Tul? 
 —Ya lo ves, sostengo el techo de esta cueva. 
 — ¿Estarás cansado? 
 —Mucho. 
 —Si quieres yo te ayudaré. 
 —Me harás un favor porque te digo que ya no puedo más.
     La ardilla tomó el lugar de Juan Tul y allí se estuvo horas de horas hasta que cayó en la cuenta de que se trataba de una broma. Bajó las manos y salió de la cueva. 
      A los pocos días encontró a Juan Tul y le dijo: —Me engañaste con eso de la cueva. Juan Tul, haciéndose el sorprendido, le contestó: —Jamás he estado en la cueva que dices. 
     Llevo meses en este zacatal. Por cierto, estoy que me muero de cansancio. ¿Por qué no me das una mano? —Con mucho gusto— respondió la ardilla Juan Tul le echó encima los hatos más grandes de zacate y escapó. 
     La ardilla se rindió bajo el peso y como pudo se escurrió y luego pensó: "Otra vez me engañó Juan Tul". 
     En un camino volvió a encontrar a Juan Tul y le dijo: —Ya no me engañarás más, Juan Tul. Con este bejuco te voy a dar una paliza. 
 — ¡Qué cosas dices! Desde niño vivo junto a este árbol. Jamás me he alejado de él. No sé, la verdad, no sé de qué me hablas. 
—De todas maneras te tengo que castigar. 
— ¿Y por castigarme así, vas a despreciar las piñuelas que están allí? 
— ¿Dónde? 
— ¿No las ves, tonta? ¡Allí, a la orilla del camino! Y mientras la ardilla buscaba las piñuelas, Juan Tul desapareció. 
     Una tarde, la ardilla tropezó con Juan Tul y le dijo: —Oye, Juan Tul... 
—Yo no soy Juan Tul. Yo acabo de salir del bosque que está del otro lado del camino. 
—Entonces ¿me darás un poco de agua? ¡Vengo sedienta de tanto correr! 
— ¡Claro que sí! Aquí tienes mi calabazo lleno de agua. Bebe hasta la última gota, si quieres.      Sedienta como estaba, la ardilla bebió de golpe todo el contenido del calabazo y cuando tomó aliento cayó de bruces. Lo que había tomado era aguardiente. 
     Entonces Juan Tul, muerto de risa, le dijo: —Vieja borracha, ahora alcánzame si puedes. Y echó a correr.



     Texto extraído del libro Leyendas y Consejas del Antiguo Yucatán de Ermilo Abreu Gómez. 
     Editado por el Fondo de Cultura Económica, México.


...

eBook en México: Las razones del rezago



     A pesar de que en México, Random House Mondadori y Grupo Santillana han puesto 4 mil 700 títulos a la venta en la página de iBookstore: www.itunes.com/la/ibookstore, desde la semana pasada, lo que representa la totalidad del catalogo en conjunto de ambos grupos, el paso de la lectura y consumo de libros en papel a la lectura y consumo en formato digital en México avanza, pero aun paso muy lento. 

     Contrario al mundo anglosajón y nórdico, donde el libro vive un profundo cambio de modelo de lectura, consumo y formación de una biblioteca y es un tema que se analiza en muchos países, incluido España, en México los asuntos de discusión tienen que ver con educación, lectura y fomento. Más que el cambio de paradigma del libro de papel al eBook, lo que se discute en el país es el paradigma de cuánto y cómo leemos. 

     Carlos Ramírez, director general de Santillana Ediciones Generales México, sostiene que en México las editoriales apenas producen libros electrónicos y que sus ventas están muy por debajo del 1%. Da un ejemplo concreto: desde hace seis meses tienen la política de que todos los libros de los diferentes sellos de Santillana salgan en papel al mismo tiempo que en digital donde no se vende casi nada: “Nuestro top de tops de best sellers en descargas fue un libro que tuvo 67 descargas y del resto el uno, uno, uno se repite más de mil veces”. 

     Esa falta de compradores es resultado de la falta de lectores. Hace unos meses Grupo Santillana realizó una encuesta entre profesores de primaria y secundaria de ocho ciudades del país, los resultados mostraron que en promedio cada maestro había leído sólo un libro los últimos 18 meses. 

     La realidad es que México debe ser primero un país lector y sólo así será un país lector en papel o en digital. Por eso es que Laura Emilia Pacheco, directora de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, afirma que es necesario emplear todas las herramientas para el fomento del libro y la lectura, y que luego vendrá el cambio de paradigma de papel a eBook. 

     Recordó que en la pasada edición de la Feria del libro de Frankfurt los estantes no tenían libros sino códigos QR para ser descargados y además vio un libro sin letras, es más, sin ninguna grafía, las hojas estaban llenas de códigos y códigos para comprar y descargar en cualquier soporte. 


Lo que inhibe la migración 

     En España, Manuel Gil ha reflexionado sobre el tema; junto con Joaquín Rodríguez ha publicado el texto El paradigma digital y sostenible del libro, en México en cambio hacen falta discusiones. 

     Carlos Ramírez, afirma que hoy en día mucha gente tiene iPad y lo usa para navegar en Internet o jugar, pero no para leer. “Mientras el tema educativo siga siendo la gran tarea pendiente el consumo electrónico lo será porque lo que el libro electrónico hace es una migración de los que ya leemos en el formato impreso; es una cuestión de hábitos, a diferencia de la música los libros se consumen de otra manera. Si no he leído toda mi vida, no lo voy a hacer ahora en formato electrónico. En países anglosajones o nórdicos donde leer era una costumbre, migrar al formato digital es más fácil, pero como todavía nos falta recorrer mucho con el libro impreso, pues nos falta muchisísimo en el digital”. 

     Laura Emilia Pacheco es optimista: “En unos años vamos a voltear a ver este periodo y nos vamos a morir de risa porque apenas estamos entrando a esto, tenemos temor, no sabemos muy bien cómo se hace, pero este surgimiento de la tecnología que se inscribe dentro de la cultura ha abierto un mapa que no tiene caminos pero tampoco retornos, creo que este cambio de paradigma en muchos casos significa nuevas formas de lectura y nuevas formas de escritura”. 

     Tomás Granados, coordinador editorial del Fondo de Cultura Económica, dice que México está en pleno cambio. “Contra lo que mucha gente piensa, hoy los libros son más baratos que nunca, lo que ha permitido que muchísima gente tenga bibliotecas personales. Tener una gran cantidad de libros no nos vuelve coleccionistas, en el sentido refinado que solemos darle a la palabra. Valorar un acervo por su mera existencia material es practicar un fetichismo pobretón, que también se manifiesta al usar desdeñosamente el término contenidos”. 


¿Poseedores de contenidos? 

     Granados se sitúa justo en este cambio de pasar de coleccionar libros en papel a descargar contenidos digitales: “Hay algo desagradable en no ser dueño de un objeto, pero creo que cuando las aguas se asienten podremos decir, como hacemos respecto de los bienes raíces, ‘feliz el que posee’ (aunque uno no sea propietario). Ser dueño de un poco de papel manchado de tinta no significa que leamos mejor. Y aunque suene feo, ser un mero licenciatario puede abrir nuevas posibilidades: como los libros electrónicos carecen de ‘distractores’ (diseño tipográfico, textura del papel, olor), tal vez podamos practicar desnudamente la lectura”. 

     Para el escritor Alberto Chimal es ligeramente peor: “en sentido estricto no posees los contenidos que compras: se te dan en licencia, que como se ha visto en casos recientes se puede revocar y en ocasiones se quitan sin que medie explicación ni justificación”. 

     Granados habla de los contenidos como legados y espera que los libros se puedan legar, aunque sabe que hay muchos factores que atentan contra ese derecho elemental de quien fallece, pues las letras chiquitas de las licencias siguen planteando debates. 

     Tampoco están claros ni los derechos de los compradores de materiales digitales. “Todavía hay dudas. Ese terreno está lleno de incógnitas, tanto positivas como negativas. Un ejemplo de las primeras es que, con algunos vendedores de contenidos, éstos están a salvo de lo que le ocurra al dispositivo concreto en el que uno esté leyéndolo: si se te echa a perder tu Kindle y lo renuevas, de golpe tienes toda tu biblioteca disponible en el nuevo aparato (¿algún editor de libros en papel se atrevería a ofrecer un seguro contra inundación o incendio a quien compre un ejemplar impreso?). A cambio, se acotan ciertos derechos, como los de préstamo, reproducción, destrucción, reventa”, afirma Granados, quien asegura que en el FCE quien compra y descarga un libro electrónico puede legar el archivo. 

     Cambiar el concepto de lector y coleccionista en papel y entender que hay que convertirse en “mero licenciatario” como lo señala Tomás Granados, no es sencillo. 

     El escritor Alberto Chimal tiene claro que “deberíamos” cambiar nuestro paradigma en torno a los libros, pasar de tenerlos como objetos a convertirlos en contenidos o mejor dicho licencias de uso, pero “no lo hemos hecho”. 

     “Personalmente creo que ese nuevo paradigma es una de las consecuencias más negativas del desarrollo del libro electrónico, pero nadie ha ofrecido una alternativa (o no ha conseguido superar la presión de las grandes empresas involucradas)”. 

     Pero ¿se podrá leer mucho más en formato digital que en papel? Remírez cita al Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, cuando éste durante la Feria Internacional de Guadalajara dijo: “Pongamos que una persona lee un libro a la semana, que suena bastante agresivo, puede leer 50 libros al año, pongamos que cumpla sus bodas de oro como lector, multipliquemos esos 50 por 50, podría leer máximo 2 mil 500 libros y la propaganda es muy ridícula cuando dice ‘este dispositivo electrónico puede albergar 5 mil títulos’, es ridícula porque nunca se van a poder leer”. 




. . .

Reconocimientos internacionales avalan estrategia del Programa Nacional Salas De Lectura

El CERLALC lo incluirá en su Portafolio Regional de Proyectos de Lectura para América Latina 2012, y fue elegido candidato al Astrid Lindgren Memorial Award por primera ocasión 

El PNSL de la Dirección General de Publicaciones del Conaculta, implementó en 2011 nuevas estrategias: la apertura de Paralibros en todo el país, y la creación de Centros de Lectura y Formación Lectora 

     A un año de haber implementado nuevas estrategias de promoción de la lectura y el libro en toda la República Mexicana, con el inicio del programa Paralibros y la creación de Centros de Lectura y Formación Lectora, el Programa Nacional Salas de Lectura (PNSL), de la Dirección General de Publicaciones (DGP) del Conaculta, es objeto de dos reconocimientos internacionales que corroboran la alta calidad de sus propuestas. 

     El Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC), lo eligió para incluirlo en su Portafolio Regional de Proyectos de Lectura para América Latina (PorLeer) 2012, con lo que lo impulsará como una experiencia factible de replicarse en otros países de la región. 

     Además, por primera ocasión el PNSL ha sido elegido como candidato a recibir el Astrid Lindgren Memorial Award (ALMA) 2013, galardón que se entrega anualmente, desde 2003, a personas y organizaciones que alrededor del mundo dedican su trabajo a la promoción de la lectura infantil y juvenil. 

     El PNSL ha crecido y se ha fortalecido desde su creación, hace 17 años, y hoy cuenta con cuatro mil 506 Salas de Lectura fijas e itinerantes en todo el país. 

     En mayo de 2011 se inauguró el primer Centro de Lectura y Formación Lectora en Colima, y hoy suman seis de un total de 11 que se establecerán en diversos estados. En septiembre de ese mismo año, abrió en el DF, en la Fonoteca Nacional, el primer Paralibros de 320 que instalará a lo largo y ancho del territorio mexicano (un promedio de 10 por cada estado). A la fecha suma 291 Paralibros. 

     Las Salas de Lectura, los Paralibros y los Centros de Lectura y Formación Lectora son instalados en diversos escenarios de la vida cotidiana y adaptados para crear un espacio de convivencia entre los mediadores voluntarios, los libros y los asistentes. 

     Además de libros, los usuarios pueden encontrarse con actividades como lectura en voz alta, talleres, préstamo de libros a domicilio, eventos artísticos y culturales, narradores orales. Los niños y los jóvenes representan el segmento de población en los que el programa ha tenido mayor impacto. 

     Los Paralibros son estructuras especialmente diseñadas para espacios abiertos, con libreros, bancas y una selecta colección de 365 libros -uno para cada día del año- que los transeúntes pueden leer ahí mismo o llevarlos en préstamo a sus domicilios a través de un sencillo proceso de credencialización. 

     Con la finalidad de facilitar al público el acceso a la lectura en diferentes formatos, los Centros de Lectura y Formación Lectora fueron concebidos para constituirse en un punto de encuentro de lectores de todas las edades, mediadores de lectura, maestros, bibliotecarios y lectores. 

     Cada uno de ellos cuenta con su propia Sala de Lectura, con acervo de 600 títulos; Internet gratuito; dispositivos para libros electrónicos; los primeros libros electrónicos del Conaculta (colección Summa Mexicana, de la DGP), y Videoteca de la Cineteca Nacional (pantalla, DVD y colección de 50 películas para todo público). 

     Tienen también Estación de escucha de Radio Educación (pensada para niños y gente que no saben leer, lo mismo que para adultos mayores con deficiencia visual); Biblioteca del Promotor de Lectura (colección de libros especializados para promotores), así como un programa de actividades alrededor de la lectura, la escritura y talleres. 

     Cabe mencionar que otros de los candidatos mexicanos al Premio ALMA son: el ilustrador Gabriel Pacheco; la autora Pascuala Corona; el ilustrador Alejandro Magallanes, y Palabras de arena, colectivo de Ciudad Juárez que en 2009 recibió el Premio al Fomento de la Lectura: México Lee, por su proyecto “Entre maquiladoras y narcofosas”. Actualmente Palabras de arena sigue trabajando con el PNSL. 

     La presentación del Portafolio PorLeer 2012 del CERLALC se llevará a cabo el lunes 26 de noviembre a las 13:00 horas, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. 

     El Astrid Lindgren Memorial Award, fue establecido por el gobierno de Suecia para honrar la memoria de una de las escritoras más populares y leídas en su país y en el extranjero. Con un monto de cinco millones de coronas suecas (unos 705 mil dólares), es el mayor premio del mundo para la literatura infantil y juvenil, y el segundo literario en el ámbito mundial. 

     Las nominaciones sólo pueden hacerlas instituciones de prestigio reconocidas por los organizadores del galardón. Al PNSL lo nominaron el Banco del Libro de Venezuela (ganador del ALMA en 2007), Fundalectura de Colombia, IBBY Ecuador e IBBY México. 

     El ganador del Astrid Lindgren Memorial Award se dará a conocer el 26 de marzo de 2013 a través de la página http://www.alma.se/en/ 





...

Fomento a la lectura para todos

Rosely Quijano León © 

Entre las acciones sociales que más se han potencializado en los últimos años está, sin duda, el fomento a la lectura. Desde distintas instituciones, organizaciones, proyectos y grupos sociales últimamente se han realizado diversas actividades que promueven la lectura en el Estado, pues si bien a nivel nacional se realiza de manera mucho más masiva, frecuente y desde muchos años atrás, en Yucatán, por ejemplo, hasta este año apenas tuvimos la Primera Feria Internacional de la Lectura (FILEY), comparada con los 26 años que lleva celebrándose la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), por mencionar sólo un caso.

Independientemente de lo anterior, es válido reconocer que las acciones que se realizan para fomentar la lectura por las instituciones y organizaciones que cuentan con los recursos necesarios para hacerlo en macro, definitivamente, repercuten favorablemente en la sociedad, pues ya se tienen muchas más opciones y oportunidades de acercarse a los libros y la lectura. Sin embargo, no hay que olvidar que en el área de fomento a la lectura los proyectos grandes y pequeños tienen el mismo objetivo, más no la misma esencia; el trabajo del mediador o promotor de la lectura nunca podrá suplantarse ni menospreciarse por el alcance cuantitativo que pudiera tener algún proyecto en particular; el trabajo del mediador de lectura es, y seguirá siendo, la pieza clave en la promoción de la lectura, desde el que trabaja con un grupo pequeño hasta el que lo hace con uno más significativo, pero de poco alcance, porque la importancia ahí reside en lo cualitativo, en el trabajo personalizado, de contacto y convivencia entre el mediador, el libro y el lector potencial.

Hace unos días, en la entrevista que realizó el periódico La Jornada a Víctor Moreno, autor de Cómo hacer lectores competentes, menciona lo siguiente respecto al fomento a la lectura: “Se fracasa porque la lectura no es un valor que cotice en la bolsa de la vida. Si pagaran por ser lector no habría ningún problema”; además de que tiene toda la razón yo le añadiría que lo mismo sucede para el caso del promotor o mediador de lectura, el día que se convierta en un trabajo remunerado y deje de ser una actividad de voluntariado, ese día perderá su verdadera esencia porque el trabajo del mediador es de los pocos que aún se hace por gusto y no por necesidad, es un trabajo en el cual recibes como pago sonrisas, horas de convivencia y la satisfacción de ser el puente entre el libro y el nuevo lector. De ahí que en el fomento a la lectura no hay egos, ni competencia, todo lo que se haga pequeño, grande o majestuoso sirve para la misma causa y, al fin y al cabo, el beneficio es para todos porque forjar una sociedad lectora repercutirá en hacer ciudadanos más conscientes, más empáticos y en una convivencia mejor.

Por lo tanto, es válido decir que todo se vale en el fomento a la lectura: ferias, proyectos, liberación o donación de libros, eventos culturales y demás, sin embargo recordemos que muchos años antes, el trabajo modesto y casi anónimo de los cientos de mediadores de lectura (los del Programa Nacional de Salas de Lectura, por ejemplo) difuminados en todo el Estado que trabajan con lectores de todas las edades y en espacios públicos de todo tipo, no debe dejarse en el olvido por lo apabullante de estos nuevos grandes proyectos.

Hace unas semanas se publicaron los resultados del concurso nacional de Fomento a la lectura “México Lee 2012”, y tuve la gran dicha de obtener una mención honorífica en la categoría Fomento a la Lectura en otros espacios educativos, con mi proyecto del Taller Literario de Creación y Fomento a la Lectura que se imparte en el COBAY de Kanasín y Tixpéual, consciente estoy que en Yucatán existen, desde mucho antes que este proyecto, otros muchos más merecedores que el mío, sin embargo, mi intención arriesgada y tal vez atrevida de participar fue con la intención de reconocer y agradecer a los más de 30 jóvenes de la Facultad de Ciencias Antropológicas de la UADY que por medio del programa de Servicio Social confiaron en este proyecto y han sido, definitivamente, el corazón de este logro; mi intención ahora es que sirva como un aliciente para participar en las próximas ediciones del concurso, a todos aquellos mediadores que llevan muchos más años y con proyectos realmente asombrosos a participar. Yo creo que Yucatán tiene todo para ocupar un primer lugar en alguna de las categorías del concurso, sólo es cuestión de participar y dar a conocer sus proyectos, salir del anonimato porque, en mi caso, uno de los motivos fue que la institución donde se desarrolla este proyecto volteara un poco su mirada hacia nosotros y nos diera un poco más de su apoyo, aunque el que hemos recibido de otras instituciones, como la SECAY y el Programa Salas de Lectura, así como la propia Facultad de Ciencias Antropológicas y “Rutas Literarias”, han sido más que suficientes para llegar hasta donde hemos llegado.

No es el ego ni el querer un papel protagónico lo que te lleva a participar en un concurso de Fomento a la Lectura, son las ganas de demostrar que sí se pueden formar nuevos lectores y la manera más digna de agradecer a todos los que han hecho posible que este pequeño proyecto salga adelante y tenga aún muchos ánimos por seguir.

Articulo publicado en : http://www.poresto.net 







...

Cambiando un poco el tema...


Hace algunos días recibimos un correo de parte de Laura García de la iniciativa proTierra. Ellos tienen como objetivo el neutralizar las emisiones de dióxido de carbono de la blogosfera, ya que un estudio del Dr. Alexander Wissner-Gross, un activista medio-ambiental y físico de Harvard, dio por resultado que un blog produce por cada visita aproximadamente 0,02g de CO2. 


Supongamos que un blog tiene 15.000 visitas al mes, entonces produce unos 3,6 kg de CO2 por año. La producción de CO2 proviene sobretodo del consumo de electricidad, el uso de ordenadores, servidores y la refrigeración de estos. Esto preocupo a una asociación conocida como "Fundación Apadrina un Árbol", quienes plantan un árbol para cada blog que lleve el logotipo "Mi blog es CO2 neutral". Pero la pregunta que nos surgio es: ¿y como es este apadrinamiento? Bueno la página de Internet nos dice:

La Fundación Apadrina un árbol surge a raíz del incendio ocurrido en julio de 2005 en la provincia de Guadalajara, que arrasó 13.000 hectáreas de bosque y acabó con la vida de 11 miembros de un retén. Se crea con el objetivo de promover un espacio y unas instalaciones que sirviesen para concienciar a los visitantes de la importancia que tiene la naturaleza en nuestras vidas y enseñarles a respetarla y valorarla. Es así como nace el proyecto Apadrina un árbol, basado en la recuperación ambiental de la zona, en la educación en valores y en el desarrollo de una comarca muy afectada por la despoblación.

Y pues ya hicimos el tramite, lo verán en los gadgets del lado izquierdo. Ojalá realmente funcione y pues no perdemos nada, no requiere de un gran esfuerzo para lo que supone. 


Para saber como puedes unirte a esta iniciativa pueden visitar su sitio web:


o si desean más informes suponemos pueden comunicarse directamente con Laura García Iniciativa proTierra www.ofertia.com/protierra 

Calle Llacuna 162 Edificio Viver d'Empreses Glòries 08018 Barcelona, España 
 Tel:+34 935 516 260 
E-mail: laura.garcia@ofertia.com



Ofertia

30 / 09 / 2012 Celebrando el día del bibliotecario en Yucatán


Un abrazo enorme a todos los bibliotecolologos, biblioteconomos y bibliotecarios de Yucatán en especial a nuestros queridos mediadores: Clara De Asis, Flor del Campo, Manomanuel, Lilia Yolanda Angulo Bermejo, Rosalba Viana, Mario Alejandro Lopez Murillo y claro la querida Ligia Ocampo que ejercen alguna de estas profesiones. 




Y a nuestros grandes amigos de Bibliotecarios del Sureste que han tenido gran éxito en todas sus actividades de celebración de su santo y por supuesto de su gran labor. 



Todo nuestro reconocimiento, cariño y respeto.


¡Felicidades!
Nota del periódico Por Esto!
Joed Amílcar Peña Alcocer 
Publicado el 29 de septiembre del 2012


Libros libres y La Biblioteca Yucatanense 

La circulación de las ideas, el pensamiento del hombre y el conocimiento han sido objeto de restricciones. Los egipcios borraban nombres de sus inscripciones en piedra para propiciar el olvido; Galileo fue obligado a renunciar a sus teorías; textos de la Reforma luterana y calvinista fueron quemados; cientos de novelas se prohibieron por considerarlas inadecuadas, beligerantes o inmorales. La prohibición de que circulara el conocimiento y la inventiva del hombre vino acompañada de la prisión de los libros; las páginas y letras fueron enclaustradas en celdas, muchas veces destinadas a la hoguera. Las ideas no eran libres, los libros no eran libres. 

Históricamente en Yucatán se han vivido experiencias de libertad de imprenta muy importantes: los Sanjuanistas hicieron buen uso de la imprenta en la década de 1810 a favor de las ideas emancipadoras, pero ello no evitó que entrado el siglo XIX se prohibiera la circulación de “escritos incómodos”, como Historia de la Guerra de Castas, de Apolinar García y García, que fue retirada de circulación por no ser del agrado de Crescencio Carrillo y Ancona. 

La divulgación de las ideas tiene una estrecha relación con los libros, medio eficaz y amigable de poder hacernos de conocimiento. En el presente siglo, el XXI, aún existen mentes cerradas y obtusas que hacen todo cuanto pueden por evitar la libertad de pensamiento y expresión, situación que debe ser enérgicamente combatida. De manera afortunada se han desarrollado iniciativas que buscan contribuir al libre tránsito de las ideas y, por lo tanto, de los libros. 

En la sociedad actual la información es poder; debido a ello, iniciativas internacionales como Libro Libre se han trasformado en detonadores de la lectura, la adquisición del conocimiento y hacer a la sociedad más consciente de la necesidad de estar informada. La iniciativa tiene como base fundamental reconocer que todo libro está hecho para ser leído y, cada libro, puede tener más de un lector. El “liberar libros” consiste en dejar en un lugar público el material bibliográfico, esperando que un potencial lector se haga de él y después nuevamente lo ponga en libertad. 

Esta sencilla actividad tiene una estrecha relación con las leyes de Ranganathan (matemático y bibliotecario indio) que dicen: el libro está para ser leído, a cada libro su lector y a cada lector su libro. Estas tres leyes, de cinco existentes, marcan el camino inequívoco de la relación que debe existir entre los libros y la sociedad. 

Las dos últimas leyes nos dicen: hay que ahorrar tiempo al lector y la biblioteca es un organismo en crecimiento. La biblioteca, como centro de información, es uno de los eslabones más importantes en los procesos educativos, culturales y sociales, su deber se sitúa en dimensiones más grandes que el simple resguardo de documentos. 

La Biblioteca Yucatanense, una de las instituciones documentales más importantes del Sureste, ha hecho suya la causa de la libertad de la información. La Biblioteca Virtual de Yucatán, que pone a disposición de los usuarios más de 400,000 imágenes de documentos, es una prueba irrefutable de ello. A su vez, en colaboración con Bibliotecarios del Sureste y su estrecha relación con la Maestría en Bibliotecología de la UNO, participó el pasado viernes 28 de septiembre en la actividad de liberación de libros, demostrando que los compromisos de los bibliotecarios y bibliotecas yucatecas están orientados a servir a la sociedad. 

La participación de la Biblioteca Yucatanense en este evento es significativa, reconoce la importancia de acercar los libros a la sociedad y se posiciona como un referente en los procesos de democratizar el acceso a la información. Esperemos muchas más bibliotecas se sumen a actividades donde se explote la función social de las bibliotecas, en ello los bibliotecarios juegan un papel de suma importancia. Seguros estamos que actividades como hacer Libros Libres contribuirán a situar a las bibliotecas, los bibliotecarios y la lectura en el preponderante sitio que les corresponde y muchas veces se les ha negado. A cada libro su lector y a cada lector su libro.

¡Un gran logro de la promotora Rosely Quijano!



Extendemos una cordial felicitación a promotora de lectura Rosely Quijano León, quien coordina el "Taller Literario de creación y fomento a la lectura, del Colegio de Bachilleres de Yucatán, en el plantel Kanasin" por haber obtenido la Mención Honorífica en la categoría "Fomento de la lectura y la escritura en otros espacios educativos" del Premio al Fomento a la Lectura "México Lee 2012".

Este reconocimiento será un impulso a seguir trabajando y a continuar llenando a los jóvenes estudiantes de nuevas posibilidades de placer, nuevos pretextos para imaginar, nuevas luces para entender su entorno y lo más importante para seguir formandolos como seres libres.


¡Muchas Felicidades!







Taller de narrativa con Ana García Bergua


Les dejamos la invitación que nos mando la Secretaria de la Cultura y las Artes de Yucatán, para el Taller de Narrativa (Cuento, Crónica y Minificción) que la escritora Ana García Bergua ofrecerá la próxima semana del lunes 10 al viernes 14 en horario de 5:00 P.M. a 8:30 P.M. en la Biblioteca Pública Central Estatal “Manuel Cepeda Peraza”.

Las inscripciones no tienen costo y el cupo es limitado a 20 personas. Pueden llamar al 942 38 00 Ext. 54022 de 8:30 A.M. a 3:00 P.M. para inscribirse.



INVITACIÓN






Para que nos acompañen hoy viernes 13 de julio, en punto de las 8 de la noche, al encuentro con el escritor colombiano Marco Tulio Aguilera Garramuño, una excelente oportunidad para conocer de primera mano parte de su narrativa. La cita es en la Casa de la Historia de la Educación de Yucatán que está ubicada enfrente al Parque de Santa Ana en la calle 60 entre 45 y 47 Núm 413.






Diez ideas para iniciar a los más pequeños en la lectura de prensa

CARLOTA FOMINAYA ®
18/07/2012
Artículo de www.abc.es




La prensa suele ser un referente histórico en las familias y, aunque periódicos y revistas parecen destinados a las personas adultas, no cabe duda de que también es posible iniciarse en su lectura en edades infantiles y juveniles. Es verdad que en esta función «iniciática», tiene mucha importancia la propia relación de los padres con los medios, es decir, lo que los niños suelen ver en casa. Pero la convivencia del verano es un buen momento para prender en ellos la llama de la curiosidad y del querer saber. Estos serían algunos consejos para no perder este sano hábito compartido en las casas de generación en generación:



1. Conviene que haya en casa prensa y revistas variadas para que todas las personas de la familia encuentren algo que les agrade y les interese, según sus preferencias.

2. Sin embargo, no debe haber cantidades excesivas. Que haya para todos no significa abrumarse con un número exagerado de publicaciones que solo tendríamos tiempo de ojear.

3. Lea y comente de vez en cuando la prensa diaria junto con sus hijos. Hay secciones y noticias que pueden interesarles y que estarán en condiciones de entender a partir de los 10 o 12 años. Eso es enseñarles a leer el periódico y buscar la noticia que les interese. Hay que contarles lo que ofrecen y sus ventajas.

4. Al mismo tiempo, muestre interés sincero por las revistas que ellos lean y deje que le expliquen sus lecturas. Se sentirán importantes porque estarán participando en actividades que interesan a las personas adultas.

5. Incite a los peques a manejar el periódico para que, aunque no lo lean habitualmente, les resulte familiar, conocido. Puede ser buscar una película en la cartelera, encontrar el parte meteorológico para averiguar qué tiempo hará, o seleccionar una noticia que quiere el abuelo y leérsela.

6. Busque, para la gente joven de la casa, revistas infantiles y juveniles que no sean los cómics de siempre. No abundan pero se pueden encontrar. A los niños les encanta recibir por correo una revista con su nombre y es una manera muy biena de aficionarles a la lectura.

7. Anime a sus hijos a que escriban a los periódicos y revistas si expresan opiniones acerca de sus contenidos. También anímeles a que participen en las revistas de sus colegios si las hay.

8. Atención a las páginas de humor de los diarios y de los suplementos. Suelen llevar una fueret carga de crítica social y no suelen ser entendidos por la infancia aunque, a veces, les gusta curiosearlos. Así que si les interesan, se les puede explicar dónde está el giro humorístico y así van aprendiendo a decodificar.

9. Es preciso estimular nuestro sentido crítico para usar los contenidos de los periódicos y revistas como materiales con los que formar y enriquecer nuestra propia opinión. Es el mejor modelo que las personas adultas pueden ofrecer a la juventud.

10. No olvide que en un grupo familiar es necesario hacer ejercicios de tolerancia y apertura porque al haber muy distintas personas, seguramente habrá distintas formas de pensar.


Inauguración de la sala de lectura Shaktí de la mediadora Celia Pedrero

Compartimos unas imagenes de la inauguración de la Sala de Lectura Shaktí, en donde hubo entusiastas lectores, familia de la promotora y mediadores invitados como Benjamin Emeterio, Ivi May Y Grisel Riverón castro.

Promete ser una de las salas más activas y con grandes y firmes lazos de amistad entre la mediadora y todo aquel lector que llegue.

Es Tiempo de Leer, 13° Encuentro Nacional de Salas de Lectura


Con el propósito de reflexionar y dialogar en torno a la diversidad de iniciativas que se realizan en las Salas de Lectura de todo el país, del 15 al 17 de junio se llevará a cabo el XIII Encuentro Nacional de Salas de Lectura. Y todos podemos ser testigos de esto gracias a la transmisión en tiempo real del 13° Encuentro Nacional de Salas de Lectura en:




Aquí les dejamos la programación completa:

Viernes 15 de junio


10:30 horas
Conferencia
Laberintos y encrucijadas: mis encuentros con la literatura
Benito Taibo

11:30 horas
Mesa 1
Para leer, para imaginar, para conversar: los Paralibros, encuentro con los libros en el espacio público
Con Francesca Gargallo, Ángela Minerva García y Mayté de los Santos Morales
Modera: Ignacio Morales


Sábado 16 de junio

10:00 horas
Conferencia
Pequeñas colecciones para nuestro universo lector
Marta Acevedo

11:00 horas
Mesa 3
La formación de formadores: nociones a favor del crecimiento continuo
Con Estela Vázquez, Alan Aguilar, María del Socorro Bennetts y Sofía de la Mora
Modera: Socorro Venegas

12:30 horas
Mesa 4
Después del Premio México Lee
Con Alicia Valencia, Elizabeth Olivella, Alfredo Pérez y Martha Luna
Modera: Alma Carrasco

Domingo 17 de junio

10:00 horas
Conferencia
Los libros de la casa
Alberto Chimal

11:00 horas
Mesa 5
La labor del editor y sus muchos árboles de decisiones
Con Ana Laura Delgado, Cristina Urrutia y Diego Rabasa
Modera: Esaú Hernández

12:00 horas
Mesa 6
El Encuentro en la voz de…
Con Alan Aguilar, Sandra Lorenzano, Diego Rabasa, Víctor Chi
Adriana Salto y Leonardo Vázquez.
Modera: Erick Jiménez




.

INVITACIÓN de la mediadora Jazmin Noh Montero

Les dejamos esta invitación para acompañar a la mediadora Jazmin Noh Montero a este Maratón de lectura. Vayamos a pasar un domingo diferente y agradable.






Los Fantasticos Libros Voladores de Mr. Morris Lessmore

Les dejamos este corto, recomendado por el mediador Manuel Tejada. Es un corto que habla sobre el como creamos nuestro legado, y de que a pesar de ya no estar presentes en el futuro, los libros se encargan de transmitir nuestra obra y ser una gran influencia para las generaciones futuras.

Un hermoso homenaje a todos los escritores, mediadores, bibliotecarios y lectores.

Disfrútenlo:

Conaculta amplía el plazo de recepción de iniciativas aspirantes al Premio México Lee 2012



**El jueves 14 de junio es la fecha límite para enviar propuestas exitosas de promoción de la lectura



Con el fin de reconocer, estimular y difundir las experiencias de los ciudadanos que promueven la lectura en la República Mexicana se extenderá el periodo de recepción de iniciativas que aspiran a ser reconocidas con el Premio al Fomento de la Lectura: México Lee 2012, hasta el jueves 14 de junio de 2012.

El premio es convocado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través de la Dirección General de Publicaciones y la Dirección General de Bibliotecas; el Programa Nacional de Lectura de la Secretaría de Educación Pública; el Instituto para el Desarrollo y la Innovación Educativa de la Organización de Estados Iberoamericanos y Alfaguara Infantil y Juvenil.

Cada año se reciben alrededor de 200 historias escritas por personas que desde las Salas de Lectura, bibliotecas, escuelas públicas de educación básica, otros espacios educativos y la sociedad civil, se dedican a compartir libros y lectura en sus comunidades. El objetivo es reunir iniciativas exitosas de promoción de la lectura para que se reconozcan, se difundan y se multipliquen.

Las experiencias de fomento de la lectura ganadoras serán publicadas en una antología editada por la Dirección General de Publicaciones del Conaculta, que se presentará durante la premiación, el miércoles 14 de noviembre, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad de México.

El ganador de cada una de las cinco categorías convocadas recibirá una beca para un curso o posgrado en temas relacionados con educación y cultura escrita, un estímulo económico, una colección de libros de las instituciones participantes y la oportunidad de asistir al Encuentro Internacional de Cultura Lectora de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil en la Ciudad de México (FILIJ), así como al Encuentro de Promotores de Lectura de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

La convocatoria estará abierta hasta las 15:00 horas del jueves 14 de junio de 2012. La recepción de materiales se lleva a cabo en las oficinas del 3er. piso del edificio de Conaculta, ubicado en Avenida Paseo de la Reforma número 175, Colonia Cuauhtémoc, código postal 06500, en México D.F. Para conocer las bases completas consultar www.salasdelectura.conaculta.gob.mx

Lectura en México

Otras formas que tuvimos de conocer la lectura, la escritura, el teatro y mucho más dentro de la FILEY


Ivi May Dzib ©

Apuntes de un escribidor

Dentro de la Feria Internacional del Libro Yucatán 2012 se hizo una amplia cobertura sobre la presentación de libros, mesas panel sobre la lectura y otras actividades afines, pero no se habló mucho de una parte importante de la feria que fueron los talleres, los cuales se impartieron durante mañana y tarde a lo largo de siete días.

Porque muchas personas vieron en esta feria una oportunidad no sólo para comprar sino para aprender, una oportunidad para entretenerse con diferentes espectáculos, además de estar en contacto directo con los protagonistas de la promoción de la lectura y también de los creadores que hacen posible el libro.

Por ejemplo, cuando escuchamos nombres de talleres como “Alfabeto y escritura árabe” que impartió Samuel Samaha; “Letras y medios visuales” impartido por Rosely Quijano y Patricia Carrillo; “La cueva del mago”, que estuvo a cargo de Mayra Bustillos; “Monstruo taller”, que impartió Sandra Montes Nava; “Encuadernación artesanal”, que estuvo liderado por Lilia Angulo Bermejo. También “La experiencia de la ciencia a través de la lectura”, el cual ideó Juan Carlos Bravo; “Viaje en papel”, a cargo de Elidé Soberanis; “Caracol caracolito, lecturas para los mas chiquitos”, un taller para madres con sus bebés que estuvo a cargo de Jazmin Castillo Becerril; “Literaplástika”, de Alberto Varela, y un taller a través de la narración oral que se le impartió a pacientes mentales del Centro de Rehabilitación Psicosocial Nuevo Amanecer.

¿No estamos ante la oferta amplia que implica la demanda de una pluralidad de públicos que se dio cita en la feria? Es una lástima que los encargados de la organización no pusieran mayor énfasis en la difusión de estos talleres que por sí mismos pudieron ser un gancho que atrajera a otro tipo de público a la FILEY, un público que busca estos espacios en particular.
Para darle al lector una idea más amplia de la importancia de esta área durante el evento que se realizó del 9 al 15 de marzo en el Centro de Convenciones Siglo XXI, citaré las personas, dependencias, asociaciones, editoriales y demás implicados que estuvieron presentes en esta feria:


TALLERISTAS INDEPENDIENTES:


•Margarita Robleda
•Elidé Soberanis
•Benjamín Emeterio
•Francisco Lope Avila
•Ma. Teresa Aguirre Gamas
•Samuel Samaha
•Celia Pedrero
•Priscilla Canet
•Ivi May Dzib
•Juan de Dios Rath
•Ernesto Simón Sol

TALLERISTAS CONACULTA

•Sandra Francoise Montes Nava - Dirección General de Publicaciones
•Juan Carlos Bravo - Dirección General de Bibliotecas
•Sergio Ernesto Ríos - Dirección de Publicaciones
•Wildernain Villegas - Coordinación Nacional del Programa Nacional de Salas de Lectura

PROGRAMAS QUE OFRECIERON TALLERES:

•Programa Nacional de Salas de Lectura en Yucatán
•Leer por Placer A. C.
•Red de Educación Artística en Línea del Instituto de Cultura de Yucatán
•CONAFE
•Escuela Superior de Artes de Yucatán
•Bibliotecarios del Sureste A. C.
•Grupo Acervos
•Editorial Trillas, S. A. de C. V.
•Editorial Dante
•Bunnix Club. Materiales didácticos, libros y destrezas.
•Ángeles Editores S. A. de C. V.
•Plataforma Juvenil del Sur del Estado de Yucatán coordinada por Investigación y Educación Popular Autogestiva, A. C.
•Púrpura Plástika de Fundación Cultural para el Desarrollo y la Expresión Artística A. C.
•Taller Literario de Creación y Fomento a la Lectura. COBAY Plantel Kanasín
•Círculo de lectura de la Facultad de Química de la UADY
•Fundación Haciendas en el Mundo Maya a través de su Biblioteca Móvil
•Alianza de Difusores del Pensamiento del Sureste A. C.
•Grupo 2012 Teatro
•Museo de Arte Contemporáneo MACAY
•Consulado Americano
•Biblioteca Básica de Yucatán

La encargada de esta área fue Grisel Riverón Castro, quien tuvo el apoyo de Antoniettha Hidalgo Ruiz y Yanelly May Dzib. Fue muy importante también el apoyo técnico y los que estuvieron apoyando como asistentes de los talleristas, en su mayoría estudiantes y promotores de lectura.

Esperemos que la oferta aumente en las siguientes ediciones de esta feria, pero sobre todo ojalá que se le dé énfasis a la importancia de los talleres que le dan vida a un evento de esta magnitud y que se prepare este evento con mucha mayor anticipación, lo que evitaría la falta de coordinación de algunas dependencias y algunos talleres con poco público, ya que éstos ni idea tenían que la oferta a sus demandas estaban a la vuelta de la esquina.



...

Visitas

Síguenos por correo electrónico

ACADEMIA MEXICANA DE LA LENGUA

DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA

DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA
Vigésima segunda edición

Entradas populares

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails